La paradisíaca Isla de Pascua

La paradisíaca Isla de Pascua


La paradisíaca Isla de Pascua, llamada también Rapa Nui, se ubica en La Polinesia Chilena, al centro del Océano Pacífico. Haciendo frente al Puerto de la ciudad de Caldera, se aleja en 3700 Kms de las costas americanas. Es uno de los lugares más aislados del mundo, lo que la hace más atractiva a los ojos del turista. Su misteriosa ubicación invita a la exploración de sus rosadas playas, imponentes volcanes y hermosas praderas. Su desarrollo cultural e historia tan particulares la hacen diferente de otros pueblos de la región. Se dice que la intriga colorea la cultura del pueblo Rapa Nui.

La cultura Rapa Nui



Rapa Nui es el nombre que se le dio a una etnia aborigen de la Isla de Pascua. Posteriormente, se llamó pascuense a la región, al idioma de sus nativos, así como a sus habitantes. Los mitos, leyendas, costumbres y tradiciones apenas han sobrevivido a la esclavitud y sometimiento de su pueblo. Aún hasta el siglo XX, el pueblo Rapa Nui estuvo expuesto a la pérdida de su cultura. Actualmente, ya nadie descifra las tablillas rongorongo, sistema de escritura descubierto luego en la isla. La población actual es bilingüe, hablan correcta y usualmente el español y conservan su lengua Rapa Nui o pascuense.

El clima, la flora y la fauna Rapa Nui


la Isla de Pascua

Su clima subtropical, con una temperatura media de 21°C, hace agradable la región a las exigencias de sus visitantes. Su geografía permite el desarrollo de una fauna terrestre escasa en contraste con una inmensa diversidad marina. Entre la fauna terrestre existen roedores (ratas introducidas desde otros mundos, en los barcos), escasas ovejas, cabras y vacas. También hay lagartijas y aves terrestres y de mar.
Contrariamente, la fauna marina es rica encontrándose entre ellos, incluso, pez aguja, tiburones y erizos.

Atractivos turísticos de la Isla de Pascua


Entre los principales atractivos turísticos de esta isla se encuentra el Ahu Akahanga, lugar de entierro del rey HotuMatua.  El Ahu te pito kura que contiene el mohao más grande de la isla con 11 mts de longitud. También se encuentra Playa Anakena, balneario de playas color turquesa que da colorido a la región. La Isla recibe miles de turistas anualmente, en busca de misterios arqueológicos, bellezas naturales y conocimiento de su cultura. Esta condición fue motivación para que la Unesco la declarara en 1995, Patrimonio de la Humanidad. No puedes dejar de ver esta maravilla de la naturaleza.