El cañón del Colca, un valle paradisíaco (Perú)

cañón del Colca
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

El cañón del Colca, es sin duda un valle paradisíaco ubicado al extremo noroeste de Arequipa, Perú. Es el segundo lugar más profundo del mundo, con 4160 metros de depresión. Además, es el hábitat natural del enorme Cóndor Andino, y el lugarpredilectopor deportistaspara hacer senderismo. Al fondo, se encuentra el río Colca, popular entre amantes del rafting, así que es un grandioso destino turístico y deportivo. Sin dudas, el lugar ideal para tener contacto con la naturaleza.




Herencia Cultural

Los habitantes del valle del Colca aún mantienen con vida la tradicional Danza del Wititi. Es un baile popular, declarado patrimonio inmaterial de la humanidad en el año 2015,se refiere al comienzo de la edad adulta. Disfraza la forma de un ritual de cortejo amoroso y generalmente es interpretado por jóvenes en festividades religiosas celebradasdurante épocas lluviosas.

Un gran viaje en auto

cañón del Colca

Entre marzo y junio es la mejor época para realizar un viaje que inicia en el Valle del Colca. Su extensión es de 100 km de largo, y alberga diferentes pueblos descendientes directos de la cultura pre incaica. También posee  una amplia variedad de flora y fauna, a pesar del clima desértico montañoso. El recorrido hasta el Mirador del Cóndor atraviesa diferentes comunidades, lo que permite a los turistas disfrutar un poco de su cultura y tradiciones.

Una de las paradas más significativas es el pequeño Museo Etnológico de Arte Nativo. Se pretende que sea lugar de aprendizaje de la más importante costumbre del altiplano andino: la ilación de Lana de Alpaca. Se trata de una tradición constituida en recurso económico y manifestación artística del pueblo peruano y que en el Valle del Colca se mantiene vigente y cobra fuerza con los años.




Llegada al Cañón y una vista incomparable

Una vez en el Mirador del Cóndor, sólo queda disfrutar de la vista, la inmensidad de las montañas y la brisa fresca. El lugar cuenta con un estacionamiento desde el que los turistas caminan unos cuantos metros hasta llegar al borde del cañón para disfrutar el panorama y ver de cerca el vuelo del cóndor. Se trata de una de las aves más grandes y más longevas del mundo. Carroñera y casi muda, puede medir hasta dos metros y vivir setenta y cinco años. Así que, anímate a hacer el viaje, valdrá la pena ver tanta majestuosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *